fbpx

cerámica solo Arcilla

Antiguamente

las piezas de cerámica se pintaban con arcillas muy finas que habían sido extraídas tras una decantación que podía durar meses. Es decir la arcilla se mezclaba con agua y se dejaba reposar, las particulas más finas pesan menos y se quedan suspendidas, se recogen y con estas sigilatas se bañaban las cerámicas para luego cocerlas. Conseguían así cerrar el poro de las vasijas y que su apariencia tuviera un brillo elegante, fino y distinguido.

Los romanos y los griegos ya usaban esta técnica. Actualmente se extraen de otra forma más rápida pero los resultados son siempre orgánicos, elegantes… y sin ningún compuesto tóxico, pues son solo arcillas.

La sensación al tocar este tipo de piezas es, como si uno tocara algo sagrado, pues al final es la tierra la que nos permite a los ceramistas expresarnos a través de ella siendo técnicas que vienen usándose hace milenios.

Mostrando 13–16 de 16 resultados